¿Hay futuro para Alan Wake? Remedy recupera los derechos su propio juego

Alan Wake

Alan Wake es parte del puñado de juegos históricos de la Xbox 360, que Remedy y Microsoft en su momento trabajaron en conjunto. Y hoy, la noticia es algo casi burocrático pero no menor: Remedy anunció así como si nada que desde ahora en adelante, son dueños de los derechos de publicación del juego y que “podríamos llevarlo a cualquier otra plataforma si así quisiéramos”.

Lo cual, obviamente, puede ser una buena noticia para los fans del original toda vez que una secuela fue altamente esperada pero nunca entregada y quizás esto abra la posibilidad de algo nuevo en el futuro, partiendo por una versión nativa (o remasterizada) para las plataformas actuales.

Alan Wake

Alan Wake, el original, es un juego con una historia medio complicada. Partiendo por el hype que le dieron sus demasiados años de desarrollo para Xbox 360, hasta el resultado final que fue bueno e interesante, pero no al estatus de obra maestra con el que se especulaba podría terminar.

En 2010, la vara de medir para este tipo de juegos de acción/aventura era Uncharted 2 en PlayStation 3 e, inevitablemente, se convertiría -al menos por un tiempo- en el benchmark tanto en su diseño general como en lo visual.

Por ende, y bajo ese parámetro, Alan Wake siempre se quedo un poco corto. El juego de Remedy apostó todo a la narrativa y ese fue sin lugar a dudas su fuerte, pero lo demás no fue igual de brillante. El juego mostró ciertas cicatrices de haber mutado en el camino, pasando de ser originalmente un mundo abierto a niveles cerrados y lineales. El trabajo de arte y sobre todo de iluminación fue impresionante, pero el costo fue convertirse en uno de los juegos de menor resolución de la Xbox 360.

Pese a ello, Alan Wake consiguió un status especial dentro del mundo; se convirtió en una especie de juego de culto y esto último, potenciado por una historia que siempre quedó como a medio cerrar. Ni el juego original con sus expansiones ni tampoco la aventura “especial” llamada American Nightmare dejaron el camino de Alan Wake concluido, tal vez porque Remedy siempre pensó en continuar las historias de Wake en el futuro.

El problema es que ese futuro nunca llegó. Lo último que se supo fue que se estuvo trabajando en una secuela pero que las cosas simplemente no llegaron a buen puerto y por ende, fueron descartadas. Hasta ese entonces, todo lo relacionado al proyecto era una operación conjunta entre Remedy y Microsoft y, si bien no hay pruebas de ello, no parece ilógico que estos últimos no le hayan dado luz verde al proyecto.

Tal vez el futuro a mediano plazo sea ahora más brillante para Alan Wake. No por nada una compañía que se dedica a desarrollar y no a publicar juegos, va y compra los derechos de publicación de una propiedad intelectual nacida en el seno del estudio. Tal como Bungie desembolsó una buena cantidad de dinero por tener la palabra final sobre Destiny, Remedy está haciendo lo mismo con Alan Wake y lo normal sería que le den un buen uso a ese derecho.

Esperaría, como mínimo, una versión de Alan Wake para PlayStation 4. Porque pese a que no es una obra maestra ni nada, es un buen juego con un espíritu bien especial y que aún a nueve años de su estreno, no se siente añejo ni nada. Y esto me recuerda que el próximo año cumple una década. Tal vez Remedy tiene un plan.

Acerca de Raúl Estrada

Escribí sobre videojuegos y tecnología por muchos años, no pretendo parar ahora.

Ver todas las entradas de Raúl Estrada →