Review de Apex Legends: Un battle royale algo diferente

Apex Legends review

En medio de mis primeras horas de Apex Legends (disponible desde ya de manera gratuita en PS4, Xbox One y PC) hubo un momento en el que el juego me hizo click: gracias a la habilidad especial de uno de los personajes, podíamos ver las huellas de alguien que había pasado por el sector donde estábamos, cerca de 30 segundos antes. Y así anduvimos un buen rato, persiguiendo el rastro de ese jugador desconocido -probablemente un brasileño- sin parar.

Finalmente no tuvimos éxito encontrándolo, pero la partida la cerramos en un más que digno tercer lugar gracias a que -por fin- pudimos combinar de manera efectiva las habilidades de los personajes que usábamos. A la larga perdimos porque, bueno, los ganadores fueron más rápidos disparando pero entre ataques aéreos, el rastreo de huellas o teletransportaciones, pudimos eliminar a una buena cantidad de rivales.

Esa última frase describe muy bien a este juego.

Apex Legends: Titanfall sin titanes

Apex Legends es un juego algo disociado del battle royale tradicional -léase PUBG, Blackout o Fortnite– porque su interfaz es más cercana a Overwatch que otra cosa. Los personajes tienen habilidades específicas que llegan a ser bien útiles en el combate, aún cuando todos caen balísticamente desnudos al mapa igual que en el resto de juegos del estilo. Después hay que buscar armas y sobrevivir mientras el área jugable del mapa se va reduciendo.

No es necesario explicar de que se trata un battle royale porque todos saben de que van estos juegos, pero sí vale la pena mencionar lo que hace a Apex Legends especial. No mejor ni peor, pero sí distinto. Y una de ellas es que todo se siente más rápido en general porque el mapa no es tan grande y encontrarse con rivales haciendo lo mismo que uno se hace frecuente.

Esto le da mayor urgencia al tratar de armarse rápido al caer desde los aires. El mapa está bien surtido de elementos en general (armas y equipamiento) y mucho ayuda a esa urgencia el sistema de instrucciones y comandos que son muy sencillos de ejecutar: apuntar al lugar correcto y presionar un botón, con lo que el juego da una instrucción contextual. Si se apunta a un enemigo, se le avisa al escuadrón. Si hay una pieza de equipamiento, ídem.

Apex Legends

Lo anterior es útil para dar instrucciones al vuelo cuando la acción se pone más rápida, algo que pasa bien frecuente en Apex Legends ya que las partidas no son tan largas y ya sea perder o ganar, todo parece ocurrir en apenas cuestión de minutos. Caer cerca de un grupo rival y tener que resolver todo en modo puño vs puño es más frecuente de lo normal.

Las intenciones de Respawn Entertainment en lo que respecta a cómo se juega y cuál es el ritmo de la acción parecen más que claras. Desde la interfaz inicial, el juego está hecho para coordinarse con otras personas sin fricción, facilitando al máximo de lo posible lo social dentro de las partidas. El gunplay es muy bueno, herencia directa de Titanfall. Y todo se ve muy amigable, a medias entre lo cartoon de Overwatch y lo más “serio” de Titanfall. El balance es perfecto.

Como párrafo aparte, no puede pasarse por alto el modelo de negocio: Apex Legends es gratuito pero está lleno de microtransacciones, aunque todas cosméticas y nada que afecte el desempeño dentro de una partida, lo que parece ser la mejor manera de sacar adelante un juego como este.

Lo que no se puede saber ahora, apenas a un día desde su estreno, es hasta donde puede llegar un juego como este. Los battle royale son un segmento popular a la vez que complejo, porque apenas dos o tres juegos -como mucho, considerando a Blackout- se reparten el público. Por lo mismo, es importante que un juego como este se diferencie del resto y creo yo que el sistema de clases y héroes predefinidos sirve mucho para ello.

Un F2P bien completo

Las horas que llevo en Apex Legends han sido bastante satisfactorias; pasan y pasan las partidas mientras recolecto premios y trato de acumular la moneda del juego para comprar uno de los dos personajes extra que están bloqueados por una muralla de pago, ya sea con dinero real o del otro. Me queda la sensación de que Respawn Entertainment lanzó un producto bastante completo, aún cuando los  héroes son todavía pocos (asumo que aquello irá cambiando en el futuro).

Eso sí, cabe recordar que el juego anterior de Respawn (Titanfall 2) también fue bastante completo y aún así, no tuvo tanto público como uno hubiera imaginado. Dicho lo anterior, siento que Apex Legends toca las teclas correctas para tener éxito siendo lo mismo, pero diferente: una buena implementación de su único modo de juego, un excelente sistema de control y una estética muy refinada.

Apex Legends es el battle royale que se puede esperar cuando entran al baile estudios con los recursos y el talento de Respawn.

Posdata: Hay que destacar que el lanzamiento del juego ha sido super limpio en términos de servidores y todos esos temas técnicos. Y no siempre la historia al respecto es tan feliz.

Acerca de Raúl Estrada

Escribí sobre videojuegos y tecnología por muchos años, no pretendo parar ahora.

Ver todas las entradas de Raúl Estrada →