THQ Nordic compra Carmageddon y la pregunta es: ¿por qué?

Carmageddon es una marca que trae muchos recuerdos del estado de los videojuegos en la segunda mitad de los 90, cuándo estos mutaban hacia ideas más modernas y “maduras”. Un juego como Carmageddon en la era de los 16-bits hubiera sido impensado, pero el avance tecnológico y el mundo post Mortal Kombat cambiaron las cosas y en 1997, Carmageddon podía existir.

Pero Carmageddon tal vez fue un producto de su tiempo que no tuvo cabida en lo que vino después y prueba de ello es que entre el tercer y el cuarto juego pasaron quince años. Carmageddon: Reincarnation del 2015 fue un esfuerzo entre Stainless Games (los creadores del original) y Kickstarter, lo cual puede decir mucho. ¿Qué compañía quisiera publicar un juego como Carmageddon hoy día?

Oh, por supuesto que THQ Nordic.

La empresa que está comprándolo todo anunció que Carmageddon pasará a ser parte de su portafolio, como antes lo han hecho Darksiders, Timesplitters, Alone in the Dark o Kingdoms of Amalur. La cantidad pagada solo la saben los involucrados, pero si alguien se preguntaba por qué THQ se interesa en una marca como esta, la respuesta la dieron en Stainless Games: básicamente, es la única forma de asegurar un futuro para un futuro juego.

Según el comunicado oficial, los esfuerzos por revivir Carmageddon se hicieron pero al parecer no fueron suficientes como para tener el éxito esperado. Carmageddon no es una marca grande (y siendo rigurosos, el gore fue un factor muy importante como para que todavía se le recuerde), pero aún así en su momento causó un impacto porque los valores de producción del juego estaban a la altura del resto.

La impresión que queda es que Carmageddon volverá en forma de esos juegos medianos que produce THQ. Y que Stainless Games vio en esto una oportunidad de poder trabajar en un juego cercano al corazón para ellos, con el costo de deshacerse de la propiedad que solo en 2012 pudieron recuperar. De otra forma, y a juzgar por los resultados de Carmageddon: Reincarnation, una siguiente iteración de la franquicia parecía imposible.

Esto lleva a otro punto importante y tiene que ver con la relevancia que está tomando THQ por el solo hecho de comprar propiedades que a los publishers le interesan poco y nada por no ser masivas, pero que aún así tienen un nicho de gente a la que le interesaría comprar estos juegos aunque sea por nostalgia de un nombre muy asociado a la adolescencia, sobre todo de los que ya tenemos una cierta edad.

Ahora, una cosa es comprar propiedades y otra muy distinta es hacer algo con ellas. THQ Nordic ya ha dicho antes que no todas sus franquicias recibirán juegos nuevos y solo habrá nuevas producciones de aquellas que puedan tener algo de relevancia en el mercado actual. Si me preguntan a mi, creo que Carmageddon cabe en ese grupo y no me extrañaría que de aquí a un tiempo salga un juego nuevo; probablemente de tamaño pequeño o mediano y sin chance de optar a un premio tipo GOTY, pero que más da.

 

Acerca de Raúl Estrada

Escribí sobre videojuegos y tecnología por muchos años, no pretendo parar ahora.

Ver todas las entradas de Raúl Estrada →