Review de Dauntless: Monster Hunter hecho simple

Dauntless review

Que Monster Hunter es un juego mega popular, no cabe duda alguna. Y parte de su popularidad se debe a que, bueno, aparte de estar bien hecho, tampoco digamos que tiene demasiada competencia porque en el género de “cazar monstruos” no hay una oferta mucho más grande. Así las cosas, Dauntless es desde el comienzo una buena idea porque se mete en ese segmento con un formato más amigable que el de Capcom y tirando toda la carne a la parrilla en lo central, simplificando -un poco- todo lo demás.

Dauntless es un juego en realidad bien sencillo en su esquema, en su formato; el fin no es otro que salir a cazar distintos monstruos, o aquí behemoths, siempre junto a otros tres jugadores vía internet. Existe una ciudad central llamada Ramstad que sirve como base, en la que hay distintos puntos de interés y personajes que van entregando misiones/objetivos y que también venden armas, piezas de armadura, pociones, mejoras y un sinfín de elementos que están siempre presente en estos juegos tipo action RPG.

Nada parece demasiado denso en Dauntless en lo que respecta a la historia y todo eso. Las misiones se dan en globos de texto y si uno se los salta no pasa nada; lo importante es siempre saber qué tipo de objeto hay que recoger para completar una y así ir subiendo de nivel, ir mejorando el equipamiento y todo lo demás.

La progresión en Dauntless se basa simplemente en ir consiguiendo mejores piezas de combate. No hay un árbol de habilidades ni nuevos movimientos que aprender; el fin último es subir de nivel las armas, mejorar la armadura o conseguir mejores objetos y salir a cazar behemoths, que cada vez van siendo más poderosos, que aguantan más golpes, etcétera.

En cuanto a mecánicas, Dauntless funciona bien y hay un buen arsenal de movimientos que se pueden ocupar en las batallas. Los enemigos tienen el sistema de estadísticas típico de estos RPG de acción, con debilidades o afinidades basadas en distintos elementos. En general, y sobre todo al ir subiendo de nivel, se hace importante revisar las estadísticas del animal a cazar y preparar el arsenal en función de eso para evitar terminar con el equipo fuera de combate.

Dauntless review

Es interesante la construcción de Dauntless porque pese a ser free to play, no hay armas ni elementos claves bloqueados detrás de una muralla de pago. De hecho, el juego funciona bien porque no pone demasiadas trabas en ningún momento, desde el tutorial en adelante. Dauntless está hecho para sesiones rápidas y en general no se pierde mucho tiempo ni en encontrar partidas, ni en acomodar el arsenal ni en moverse por las actividades de la ciudad principal. Todo es super ágil y ahí radica la diferencia con los Monster Hunter, que son en general juegos mucho más densos y más completos en cuanto a lo que hay que hacer, desde planificar los encuentros con cada monstruo y salir persiguiéndolos.

Dantless da en el clavo en la simplificación de un modelo. Porque al final, el núcleo de estos juegos está en salir de caza y pelear contra bestias gigantes, una tras otra. Dauntless es precisamente eso y ni siquiera las pantallas de carga son muy extensas; los tiempos muertos son cortos y si bien las batallas más largas pueden durar hasta 20 minutos pero el tiempo no se siente para nada.

Dauntless review

Hay que considerar eso sí que, quizás por ser un juego free to play, algunas cosas no tienen el refinamiento de productos de precio completo o de escala más grande, aunque lo normal sería que muchos de estos problemas y sobre todo los técnicos se vayan resolviendo con el tiempo (de hecho muchos problemas de tiempos de espera se han ido arreglando desde la beta). Pero lo importante es que Dauntless no tiene ni un modelo de negocio restrictivo ni tampoco está buscando todo el tiempo que uno se acuerde de comprar cosas. Por el contrario, todo el sistema de pago es bastante invisible y no hay desventajas competitivas para quien prefiera no pagar nada.

Dauntless es, en general, un juego bastante competente y bien ejecutado. Mientras Monster Hunter es un juego mucho más denso que exige una inversión de tiempo grande, Dauntless simplifica todo y se va directo al grano. Es comida rápida, pero de la buena.

Dauntless es free to play y está disponible en PC, PS4 y Xbox One.

Acerca de Raúl Estrada

Escribí sobre videojuegos y tecnología por muchos años, no pretendo parar ahora.

Ver todas las entradas de Raúl Estrada →