Review de Effie: El espíritu de la PlayStation 2 sigue vivo

Effie

Hay ciertos tipos y géneros de juegos que responden a su época. Los juegos de avance lateral son muy propios de la era de los 8 o 16 bits, así como los plataformas en 3D fueron populares en la era del Nintendo 64. Durante el tiempo de la PlayStation 2, hubo un puñado de juegos que tomaron ese tipo de plataformas asentadas por Mario 64 o Banjo, para agregar conceptos más de acción; y ahí es donde entran Ratchet & Clank o Jak & Daxter.

Con la llegada de Xbox 360 y PS3, ese tipo de juegos pasaron a un segundo plano; hoy, son prácticamente un caso extraño en medio de lo que es más popular. Pero existen desarrolladores como los españoles Inverge Studios, que quieren mantener viva la antorcha de esos juegos más simples que a comienzos del milenio estaban en todos lados. Y así nace Effie.

Effie: La clásica mezcla entre acción y plataformas

Este Effie es básicamente, un juego de PS2 traído a 2019. No en términos de gráficos o mecánicas anticuadas, sino en espíritu y principalmente, en su diseño. En Effie se mezclan plataformas y acción en niveles más o menos amplios, donde el objetivo es avanzar hasta el final del nivel (jefe, siempre) recogiendo unas llaves que permiten ir abriendo puertas y una suerte de monedas, que permiten ir mejorando al personaje principal.

Los niveles de Effie, si bien no son muchos, están bien caracterizados en su temática y son desde el primer minuto un golpe de nostalgia. Este Effie no tiene los valores de producción del reimaginado Ratchet & Clank y claramente no busca ese nivel de “complejidad”, pero en general está construido con el mismo tiempo de elementos. En cada nivel hay que: eliminar enemigos en una zona, eventualmente conseguir una nueva habilidad, resolver uno que otro puzzle -la mayoría bien sencillos, aunque algunos pueden dar algo más de trabajo-, recuperar llaves para las puertas y así, hasta terminar en una batalla contra la jefa que nunca es demasiado difícil pero que están compuestas por varias fases y lo normal es perder un par de veces hasta dar con la tecla.

Mientras todo va ocurriendo, hay un narrador que va contando la historia en retrospectiva; básicamente, lo que ocurre en Effie es algo que ya sucedió antes. El narrador funciona de forma similar a lo que era el narrador de Bastion, aunque no tan omnipresente y, en algunas ocasiones, medio repetitivo en los diálogos. Esto no es nada terrible, pero se nota de inmediato que la variedad de frases no es tan amplia para relatar situaciones dentro del juego.

Volviendo a lo mecánico y al diseño del juego en general, uno de los aspectos a destacar está en como Effie no se siente nunca anticuado, pese a estar basado en una fórmula que tiene 15 años o incluso más. Hoy en día, ponerse tras los controles de un Ratchet o un Jak en una PS2 puede ser un poco complejo, porque las convenciones de los controles de esa época eran diferentes. Effie tiene todo aquello bien resuelto: las acciones son responsivas, el control es amigable y familiar para un juego de 2019.

Lo mismo corre para su presentación, con un arte bien sencillo que es igualmente un refresco de los juegos en los que se inspira. Tanto el overworld del juego como los distintos niveles temáticos ofrecen una puesta en escena colorida y atractiva. Effie es un juego que, al ir viendo lo que hay detrás de cada puerta o cada zona, hace que den ganas de seguir avanzando, aunque sea para agarrar esa moneda allá arriba en una pared que en un principio puede parecer imposible hasta que se descubre un switch que mueve unas plataformas y voilá.

Effie

Effie es super sencillo como propuesta. Nunca se hace más complejo, en lo que es la progresión del personaje, que conseguir muchas monedas para llenar la barra de nivel y así aumentar la cantidad de salud o de resistencia. Los nuevos movimientos se consiguen encontrando ciertos objetos en los niveles y una vez obtenidos, se usan a discreción y es vital tenerlos todos antes de llegar al final.

Quizás en 2003, Effie hubiese tenido más visibilidad. Es difícil en la época actual hacer masivos estos productos que presupuesto acotado y que se pueden terminar en dos tardes. Pero más allá de eso, Effie es un videojuego hecho con bastante sapiencia y si su objetivo era abrazar el espíritu de los juegos de otra época sin más pretensiones, entonces ese objetivo está más que cumplido.

Effie cuesta $20 dólares en PS4 y Steam. Copia de review facilitada por Inverge Studios.

Acerca de Raúl Estrada

Escribí sobre videojuegos y tecnología por muchos años, no pretendo parar ahora.

Ver todas las entradas de Raúl Estrada →