Elden Ring: La evolución de Dark Souls

Elden Ring

Con todo el hype que rodeaba la presentación del nuevo juego de Hidetaka Miyazaki y George R.R. Martin, Elden Ring, su presentación en el marco del E3 fue bastante críptica: un tráiler conceptual sobre la premisa del juego y no mucho más.

Afortunadamente, Miyazaki fue algo más explícito al respecto en una entrevista con IGN, en la que dio más detalles sobre el juego y confirmó que se mantendrá la linea de lo que han sido sus proyectos hasta la fecha. “Elden Ring será una evolución natural de Dark Souls”.

Lo primero es lo primero: Elden Ring es un “RPG de acción en tercera persona, ambientado en un mundo de fantasía”. OK, esta descripción sirve para Demon’s Souls, para Dark Souls y para Bloodborne, pero el elemento diferenciador aquí está en el mundo abierto.

Los calabozos y lugares de nuestros juegos anteriores estaban interconectados, mientras que en Elden Ring todos los lugares serán mucho más amplios. Y este mundo así de grande será la base de Elden Ring, ya que sus mecánicas están diseñadas en relación a la escala de sus escenarios.

“Con un mundo más grande, nuevos sistemas y mecánicas se hacen inevitablemente necesarios”, explica Miyazaki. Y por eso es que se refiere a Elden Ring como una evolución natural de Dark Souls.

Ahora bien, hay que notar que desde Dark Souls en adelante, las dos nuevas franquicias de From Software (sin contar aquella para VR) han puesto sobre la mesa alteraciones de la fórmula original. Por ejemplo, en Bloodborne se quitaron los escudos y se agregaron armas de fuego a modo de parry, lo que dio pie a un modo de juego más ofensivo, potenciado por la chance de recuperar salud mediante los contraataques.

Sekiro, por su parte, expandió sobre ese concepto y construyó todo sobre la precisión del parry. Sin armas de fuego ni escudos, Sekiro es casi un juego de ritmo y memorización.

Bloodborne

Ambos juegos como antecedente sirven para hacerse una idea de lo que podría ser Elden Ring. Tanto Bloodborne como Sekiro son juegos que se sienten “familiares”, hijos directos de la fórmula de Dark Souls, aún cuando sus diferencias son palpables desde el momento en que uno toma el control y empieza a liquidar enemigos y jefes.

Elden Ring tendría que seguir la misma idea y eso, a mi al menos, me parece bastante atractivo. De todas formas, el juego recién saldrá a la venta en 2020 así que hay bastante tiempo de espera aún, lo que será muy bueno para juegos como The Surge 2.

Acerca de Raúl Estrada

Escribí sobre videojuegos y tecnología por muchos años, no pretendo parar ahora.

Ver todas las entradas de Raúl Estrada →