Chao FIFA 17, hola FIFA 19

Hace algunos meses hablé de mi amor por FIFA 17, un juego que a pesar de no contar con plantillas o torneos actualizados al día de hoy, seguía pegado gracias a una serie de apartados de los que hablo a detalle en este texto. Hoy eso quedó atrás gracias a FIFA 19.

Luego de hablar por mucho rato con Raúl decidí darle una oportunidad a FIFA 19 y no me he arrepentido. Si bien existe un aire familiar a FIFA 18 en términos del single player, fue la jugabilidad y el ajustado nivel de dificultad lo que me obligó a quedarme e iniciar una nueva temporada como entrenador.

Mi temor principal era que FIFA 19 no fuera un juego para alguien que prefiere partidos en solitario, sin embargo ese miedo se fue diluyendo poco a poco con el modo Carrera. Si bien la estructura es la misma del FIFA 18 (y también 17), el ajuste de las tácticas personalizadas y un gameplay más refinado en el que la defensa tiene mayor presencia son, a mi juicio, dos apartados esenciales.

Si, hay nuevas animaciones y entradas de los equipos que lucen mejor si se cuenta con la licencia oficial de la liga en cuestión. También hay algunas cinemáticas en el modo carrera para anunciar los fichajes o partidos importantes. Se agradece todo lo anterior, pero todo eso valdría cero si no se hubiera bajado la intensidad al partido e implementado mayor forcejeo a la hora de pelear un balón.

En FIFA 17 y entregas anteriores recuerdo haber ajustado la velocidad a lo más lento a la vez que editaba los sliders para obtener una experiencia similar. En FIFA 19 no he sentido necesidad de hacerlo en la dificultad Ultimate, aunque debo admitir que he comenzado el juego luego de una actualización, por lo que algunas cosas que criticamos en la review original han quedado resueltas, como el del exceso de chilenas.

Sumado a Carrera he jugado algunos partidos con amigos en multijugador local usando la nueva modalidad Patada Inicial (o amistoso). Lo más interesante aquí es el ajuste a ciertos valores que agregan dificultad al partido, por ejemplo, perder a un jugador cada que anotas un gol. Siempre he pensado que el versus en FIFA sabe mejor si se hace en modo local y con estas opciones ahora existe variedad.

Lo que no me ha gustado

Hay cosas que EA parece no querer cambiar y no entiendo por qué. De entrada se repiten los avatares de entrenador, algo que vienen haciendo desde varias entregas atrás. A diferencia de Fifa 17 o 18, aquí no existe ese bug del avatar en gris que te permitía tener un entrenador aleatorio. Un modo de edición de DT con las mismas características de los de personajes no estaría mal.

Los comentarios son otra cosa tediosa. Si, Fernando Palomo y Mario Kempes han soltado una que otra línea nueva, sin embargo ya se sienten muy agotados (llevan cinco años en la cabina de FIFA). Nos encontramos en un momento similar a cuando pedíamos a gritos que jubilaran al Perro Bermudez de la cabina de comentaristas, aunque mejor ni hablemos de los comentarios en inglés que son un somnífero.

Lo que no he probado y honestamente no me interesa

Fifa Ultimate Team, el multijugador en línea y la telenovela de Alex Hunter.

¿Qué sigue?

Tal vez sea el último FIFA con muchas de las opciones que vemos actualmente. Con suerte el próximo año saldrá una edición nueva con cambios en la interfaz de usuario, nuevo modo Carrera con comentarios frescos.

Tal vez EA decida que es momento de hacer el cambio a un juego como servicio y en lugar de lanzar ediciones anuales, ofrezca DLCs de pago con plantillas renovadas, nuevos torneos y actualizaciones. Mientras eso ocurre me quedaré con FIFA 19 tratando de hacer campeón al West Ham del Chicharito Hernandez.

Si quieren saber más de FIFA 19 no se olviden de revisar nuestra reseña a detalle.

Acerca de Luis Miranda

Me gustan los tacos, la Nutella y las rebajas de Steam.

Ver todas las entradas de Luis Miranda →