Graveyard Keeper: Como Stardew Valley, pero de cementerios

Featured Video Play Icon

Si son fanáticos de Stardew Valley al punto de solo querer jugar ese tipo de juegos y nada más, quizás les podría interesar entonces uno llamado Graveyard Keeper, que como bien indica su nombre, trata de ser el guardián de un cementerio.

¿Qué tiene que ver esto con Stardew Valley? Mucho, porque este juego es básicamente eso mismo, pero en versión cementerio. Aquí hay que ponerse en los zapatos de un tipo cualquiera, por asunto del destino llega a convertirse en el guardián de un cementerio medieval, con todas las responsabilidades que eso implica.

Una de las responsabilidades más obvias es la de darle cristiana sepultura a los cadáveres que llegan, pero otra no tan obvia es la de tener que filetear los cadáveres para extraer carne. O bien, hablar con el burro que trae los cadáveres y que no es exactamente el burro de Shrek. También hay que encargarse de mantener en buen estado las tumbas e incluso, salir a recorrer los alrededores y mezclarse con gente de una pequeña aldea o de una ciudad para llevar a cabo tareas más propias de un RPG que de otra cosa.

Graveyard Keeper es sin lugar a dudas un juego de mucho grinding, donde la mayor parte del tiempo hay que recolectar diversos recursos ya sea para mantener el cementerio como también para ayudar a los NPC que viven pidiendo cosas de todo tipo y que no siempre son tan sencillas de conseguir. Por lo general estos juegos son de categoría “eterna”, en el sentido de que no hay un objetivo mayor más que hacer que las cosas funcionen como corresponde gestionando la propiedad, algo menos sencillo de lo que parece.

Este Graveyard Keeper es obra del estudio ruso Lazy Bear y ellos mismos reconocen que se trata del simulador de cementerios medievales “menos históricamente riguroso del año”, ¿quién es uno para negarlo?

El juego está disponible desde el 15 de agosto en Steam y Xbox One. En ambas plataformas cuesta 20 dólares pero en Xbox el juego se estrenó también como parte de Game Pass, lo que significa que si están suscritos al servicio pueden bajarlo y jugar sin pagar nada extra.

Yo no soy muy asiduo a este tipo de juegos pero estuve probándolo por un par de horas y lo cierto es que se ve interesante. Las actividades a realizar en el mapa son muchas y asumo que eso se traduce en casi nada de “tiempos muertos”, o también “mucho rato repitiendo las mismas acciones”. Eso sí, al menos en Xbox One el rendimiento técnico no parece tan bueno, aunque supongo que por estar recién saliendo de una beta habrá cosas que todavía requieren atención.

Insisto: si son fans de los juegos tipo Stardew Valley, este les puede interesar.

Acerca de Raúl Estrada

Escribí sobre videojuegos y tecnología por muchos años, no pretendo parar ahora.

Ver todas las entradas de Raúl Estrada →