Konami Anniversary Collection: La reinvención de lo simple

¿Será que Konami, con esto, está dando sus primeros pasos en el camino de un casi muy necesario resurgimiento que honre sus franquicias legendarias?

Konami fue fundada en 1969 y se transformó en sinónimo de calidad durante la generación de los 8 bits. Se consolidó y creció en las décadas venideras, perdiendo su camino a inicios de la era de la Wii, PS3 y Xbox 360. La compañía nipona cayó en malas decisiones, horribles presentaciones en la E3, abundancia de proyectos con muy poca sustancia y algunos de cuestionable calidad, para perder después el liderato en el mundo de los juegos de fútbol, todas decisiones que les hacen sombra hasta el día de hoy.

Hoy 21 de marzo, Konami vive su cumpleaños, un quincuagenario que en teoría tiene poco que celebrar. Un cincuentón que, entre sus 20s y 30s vivió sus mejores años, al cual parece que sólo le quedan los buenos recuerdos. Y a ellos, finalmente, acudió.

Esta semana, con cierto perfil bajo, anunció la llegada de sus compilados. Con tres distintos Konami Anniversary Collection (cada uno, con ocho juegos clásicos), Konami hace lo que debería haber hecho cuando comenzó a perder el norte; cuando estás perdido, nunca está mal regresar al inicio y comenzar nuevamente.

Los tres Konami Anniversary Collection se resumen en: Arcade Classics que incluye las versiones arcade originales de Gradius 1 y 2, Salamander y Twin Bee. Sin embargo, los otros dos compilados son los platos fuertes: la Contra Collection y la Castlevania Collection. Para una compañía que está de ala caída y parece no sintonizar con sus fans de antaño, entregarles juegos como Super C de NES, Contra III de SNES, Castlevania II de GB (¡!) o CastleVania IV de SNES es un buen inicio, sino es que uno idóneo.

Repito, el anuncio no fue bombástico, pero fue inteligente. El primer compilado (Arcade Classics) será lanzado como descarga para Switch, Xbox One, PS4 y Steam el cercano 19 de abril de 2019, incluyendo 8 juegos por un total de $20 dólares, lo que parece será la norma en estos compilados. Además, los de Contra y Castlevania aparecerán a mediados de año (verano del hemisferio norte), también con 8 juegos cada uno, pero revelando sólo 4 de ellos, dejando espacio a poder ver en plataformas actuales títulos como Contra Hard Corps o Castlevania Bloodlines.

Al hacer este anunció, Konami logró algo que no hacía hace rato: dibujar una sonrisa, por tenue que sea, en sus fans más viejos, en los jugadores más clásicos. Queda ver la curatoría del resto de los juegos (los cuatro Castlevania y cuatro Contra pendientes), pero dejan una sensación de sorpresa y de anticipación. Los elegidos en el compilado Arcade están pensando en el fan de los juegos de naves en 2D, pero al ver sus nombres no suenan fuera de lugar, o como oportunidad perdida, menos gracias a su buen precio.

A veces uno pierde el camino porque olvida sus orígenes, porque se distanció demasiado del lugar de donde partió olvidando quién uno era en aquel inicio. Quizás tomar esa decisión también es una forma de reinventarse. Los aniversarios son, en parte, para mirar hacia atrás y reflexionar dónde estuviste, dónde estás y qué has hecho. Konami no está mágicamente de regreso en donde alguna vez estuvo ni la exime de sus errores no forzados, pero por último indica un cambio, una intención de rectificar el rumbo y de facilitar el acceso a su legado con compilados en todas las plataformas de sobremesa actuales. No sé si capturarán la atención de los más jóvenes, pero sin dudas más de algún veterano o amante de la nostalgia verá estos compilados con atención.

La compañía tiene mucho para relanzar. Arcades más noventeros, juegos de la era de 16 y 32 bits, títulos excelentes y más contemporáneos pero de bajo perfil, como por ejemplo Gradius V o juegos de DS, PSP o 3DS. Tiene para dar y regalar. No soy ingenuo; esto no hará que todo cambie ni que todo lo mencionado vaya a ser reeditado, porque probablemente se trate de algo puntual relacionado a su aniversario 50 y ya está, pero prefiero ver estos tres compilados tratando de rescatar viejas glorias que verlos en una esquina ver al tiempo pasar. Y qué decir del potencial; que se venda cada juego de manera individual, que pueda llegar a más plataformas como móviles o incluso llegase a ser lanzado en formato físico.

Este anuncio fue en el tono adecuado, en el de alguien que sabe que puede ser una celebración, pero una pequeña, una para unos pocos, para un nicho. No finge grandilocuencia, no se las da de sobre importante ni dice que reinventa nada. Fue un anuncio puntual, sencillo y exacto; compilados, juegos, precio y “más sorpresas, pronto”… y no necesitaba ser más que eso. Veo esto como alguien que quiere decir algo pero sabe que cometió errores, que está un poco con el rabo entre las piernas y tiene la humildad suficiente para entenderlo así.

Konami Anniversary Collection

No puedo adelantarme ni decir qué trae Konami entre manos, si lo transformará en una línea estable o es algo puntual a propósito de su aniversario pero, aunque sea sólo un paso, va en la dirección correcta y en línea con el legado y nivel que tiene en sus baúles. Y es tonto, lo sé, pero poder jugar Super C o Castlevania IV en consolas de hoy, de forma legal y a un precio que no me provoca coraje, me emociona. Ojalá y sea más que un mero gesto de un cumpleañero en la crisis de los 50.