El exceso de lanzamientos: Saturando el mercado

Gears 5

Los lanzamientos de fin de año son todo un tema; se trata usualmente de los juegos esperados del año o que buscan vender lo más posible con miras a Navidad. Y tal como el cambio climático tiene las fechas desordenadas y adelantando todo, en los escaparates de videojuegos (digitales y de los otros) el asunto está parecido. Este año veremos que los “perros grandes” estarán disponibles desde inicios de septiembre, con una variedad de juegos tan amplia como el mercado mismo.

Para dimensionar lo cargado que está septiembre, sus lanzamientos incluyen: Monster Hunter World: Iceborne, Gears 5, Borderlands 3, The Legend of Zelda: Link’s Awakening y FIFA 20. Dejé afuera lanzamientos no tan grandes o de finales de agosto, como: Control, Astral Chain, PES 2020, The Surge 2 o Code Vein. Todo eso estará en el mercado antes que termine septiembre próximo, hecho que habla del momento de la industria, pero toda acción tiene consecuencias.

Los inversionistas saben que hay dinero en los videojugadores, en ese mercado, y también saben que las fiestas de fin de año son el mejor momento para tener a la mayor cantidad de público masivo atento, mirando qué les pueden ofrecer. Tanta atención genera una sobrepoblación, un exceso de lanzamientos que puede terminar que el mercado se agote, termine reventando la oferta e incluso sature.

Borderlands 3

¿Les ha pasado que hay un buen juego, un producto atractivo, que ven y notan tiempo después de su estreno? Ese que les hace decir “¿y dónde estaba que no había visto este juego?” Eso sucede cuando la oferta es demasiada, que sólo los grandes o afortunados sobreviven, logran notoriedad y acceden a un espacio en la palestra jugona.

Además, los medios son limitados. Si quieres comprar un juego para su estreno, sabes que hablamos de pagar el precio completo (del cual la excepción podría ser Gears 5 a quienes tengan Xbox Game Pass). Referido a los juegos mencionados, en lo personal me gustaría comprar tres (Control, PES 2020 y Borderlands 3) pero mi bolsillo (y el de la mayoría) no aguanta eso ni con suerte.

La sobrepoblación de lanzamientos importantes en un breve período de tiempo obliga a los jugadores a escoger… cosa que no tiene nada de malo. Vivimos en una era donde el mercado es juez y verdugo, especialmente en los primeros días tras el lanzamiento de un juego; su éxito asegura secuela y su fracaso pone en jaque la franquicia, a sus desarrolladores e incluso su estabilidad laboral (el fantasma de los despidos ronda casi de inmediato tras malas ventas iniciales). El juego de menor presupuesto, ese que no cuenta con el marketing de FIFA o Borderlands, que no cuenta con el pedigrí de Zelda, queda a un paso del olvido y de la intrascendencia comercial (gracias también a inversionistas que imponen metas de venta imposibles).

Need for Speed Heat

Este temor y exceso de costos de desarrollo y exceso de exitismo está en su punto máximo. Ejemplos como Tomb Raider (2013) o Battlefield V vienen a mi mente, juegos que a pesar de vender millones y de superar ampliamente el promedio de ventas, son juzgadas como un “fracaso” debido a las exageradas metas comerciales. La condición actual de la industria y los negocios no espera. No da un “veamos como le va, démosle tiempo”, no da segundas oportunidades. Y hay tanto lanzamiento que el “lo compro después” también se hace difícil, porque continúan saliendo juegos importantes o esperados, que nos hacen complejo hacerle una ventana a ese título y efectivamente jugarlo, conocerlo y disfrutarlo (no sólo comprarlo). Si hasta se nos hace difícil retomar esos juegos que dejamos en el backlog, en nuestros juegos comprados pero que no hemos jugado.

Así está la oferta y continuará así hasta que no dé más. Hasta que vean que están empujando demasiado… pero eso sucederá cuando la burbuja explote. Escenarios como este mataron al juego de clase media y continúan haciéndole la vida imposible. O eres indie o eres súper-producción AAA. Y en medio quedan los olvidados; varios juegos buenos o excepcionales que pasan rápidamente pierden notoriedad… o incluso nunca tuvieron notoriedad. Los jugadores pierden alternativas. Los desarrolladores se rompen el lomo para quizás perder su trabajo apenas unas semanas tras el lanzamiento de su juego. Como si ya no fuese lo suficientemente difícil crear un buen videojuego.

Así con una industria que comienza la temporada navideña… la primera semana de septiembre.

Acerca de Carlos M. Almendra

Se integra a Los Noobs tras una destacada carrera en varios clubes, incluyendo Resident Hit S.A. (2002-2005), Televitos F.C. (2005-2009), A.S. Niubie (2009-2013), C.S.D. ColeMono (2013-2014) y Club Atlético PlayStation (2014-2017). Llega con el pase en su poder. Generalmente fue titular. Le anotaron un par de goles. // Xbox Live: AlmendraManX // PSN: AlmendraMan_X

Ver todas las entradas de Carlos M. Almendra →