E3 2019, parte 2: Los perdedores

perdedores de e3 2019

En el artículo pasado, hablé sobre los ganadores de E3 2019; lo que de cara al público, fue recordado como lo más positivo. Ahora toca ir al otro lado: a los que no ganaron mucho o derechamente, pueden declararse como los perdedores de la feria.

Empates:

Xbox Scarlett: No ganó mucho, no perdió mucho. Desperdició una oportunidad de potenciar su imagen de nuevas formas y dar el primer golpe efectivo en la nueva generación. Microsoft fue conservadora y volvió a mostrar a su siguiente plataforma tal y como el año pasado; un par de especificaciones técnicas, intenciones, gente hablándole a la pantalla y nada con mayor sustancia. Pudieron haber hecho más, pero caramba que queda claro que parece que todos están a ciegas, sin saber qué propondrá el resto y se guardarán el arsenal pesado lo más posible. Pudo haber sido una victoria, pero tampoco fue una derrota.

Ubisoft: Fuera de Watch Dogs Legion, Ubi le habló a su gente, apeló a lo que les trajo amplios dividendos con Far Cry 5 y Assassins’ Creed Odyssey. No intentan, buscan ni pretendieron hablarle a quienes están fuera de su audiencia, con menos magia, propuesta y emocionalidad que años anteriores. Tibios.

EA: Si esto fuera fútbol, sí, no perdieron, pero evitaron una derrota con lo justo. Algo ganó Star Wars: Fallen Order, FIFA sigue siendo importante, pero es raro ver a un equipo que solía ganar por goleada pasar a un empate tan plano. Casi como un 1 a 1 con pocas llegadas y gusto a tan poco. Quizás son momentos de transición, búsqueda y cambios internos en las Artes Electrónicas.

Perdedores de E3 2019:

El formato físico: Entre la fuerza del streaming, de las suscripciones y la oferta digital, el formato físico pierde sutil pero consistentemente terreno. Me sorprendería si el formato físico sobrevive a la generación que seguirá a PS5 / Xbox Scarlett.

Google Stadia: Lo rupturista y decidida de su primera presentación pasó a una más fría, menos prometedora, en un formato bastante poco atractivo que tampoco tuvo un tono particularmente agresivo. Dije en algún momento que Google tenía una oportunidad para intentar conquistar a una audiencia, con un potencial que (por ahora) se quedó en eso y que solita se posicionó como un actor secundario. Quizás y a la larga resulta muy bien pero, al menos en un comienzo y pensando en el escenario global, Stadia no comenzará peleando con los grandes ni como un protagonista de la escena jugona. Se desinflaron solos.

Marvel’s Avengers: La propuesta es algo extraña y la recepción terminó por ser bien divisiva. Mucho foco en secuencias en CG, demasiado tiempo y énfasis en el elenco en conjunto a factores similares me generaron ruido casi inmediato sobre este título, especialmente si consideramos cuántos años tiene de trabajo y lo poco que falta para su lanzamiento (menos de un año). Qué decir de lo desacertado de su dirección de arte; da lo mismo que los personajes no luzcan como lo hacen en las películas del MCU. Incluso sin ellas, las interpretaciones y diseños lucen planos, poco inspirados y atractivos además de extraños, como si algo hubiese salido mal y tuviesen que haber utilizado el plan B. No me extrañaría que esto fuera síntoma que les pudo haber pasado algo parecido a Anthem.

Los videos de jugabilidad: Caramba cómo perdieron los videos de jugabilidad pura. Mucho arte, mucho tráiler, mucho CGI, poco juego en acción. Quizás hay tanto miedo a polémicas (tontas) de supuestos downgrades (hola pozas de agua de Spider-Man PS4) que para evitar ese escenario, prefieren no mostrar nada. El trolleo podría estar pegando de formas impensadas.

Gears 5: Un fantasma de lo que solía ser. Sigue siendo un buen juego pero no logra reinventarse, y menos con tráileres conceptuales que poco te dicen y modos de juego que se venden con un tono equivocado, hasta errático. Pasó sin pena ni gloria pero, considerando lo que fue Gears como franquicia en la generación pasada, que esto suceda en sí es una derrota para ellos.

Contra Rouge Corps: No esperaba nada de ellos y aún así me decepcionaron. Su estilo de todo es tan no-Contra que podría haberse llamado de cualquier otra manera y habría sido mejor. Mientras veía el tráiler, sólo repetía “no, no, no… no” y creo que es el mejor resumen que puedo hacer al respecto.

PlayStation: ¿Qué no dije que había sido un ganador? Bueno, ahora (ya sabiendo cómo fue todo y qué mostraron quienes sí fueron) también creo que perdieron. Si hubiesen sabido lo conservador y continuista que fue en varios aspectos la feria de este año, que Xbox trató pero se quedó corto, que Google fue su propio peor enemigo, que Nintendo continúa en su senda feliz sin grandes cambios… tal vez habrían tomado una decisión distinta. Repito, es fácil decirlo ahora (e imposible de aplicar porque PS decidió no ir a la E3 a finales del año pasado) pero con FFVII, CoD, Shenmue III y Death Stranding, con primicias y juegos cercanos a su marca, indies y juegos ya anunciados, podrían haber hecho algo interesante sin tener ni verse obligados a hablar de la PS5. Nadie sabe para quién trabaja.

E3: La feria era un evento industria para hablar directamente a la prensa, a empresarios e inversionistas. Hoy, intenta reinventarse en un contexto muy distinto al de 1995. Sin uno de sus protagonistas y con abundancia de propuestas conservadoras, la E3 luce hoy algo despontenciada, casi en una sutil crisis de importancia e identidad. Por ello, me queda la impresión que la E3 2020 debe ser muy distinta para no dejar ese sabor y recuperar su relevancia.

Acerca de Carlos M. Almendra

Se integra a Los Noobs tras una destacada carrera en varios clubes, incluyendo Resident Hit S.A. (2002-2005), Televitos F.C. (2005-2009), A.S. Niubie (2009-2013), C.S.D. ColeMono (2013-2014) y Club Atlético PlayStation (2014-2017). Llega con el pase en su poder. Generalmente fue titular. Le anotaron un par de goles. // Xbox Live: AlmendraManX // PSN: AlmendraMan_X

Ver todas las entradas de Carlos M. Almendra →