PlayStation 5: Un primer vistazo al futuro de las consolas

De una manera tal vez poco ortodoxa, Sony anunció el pasado 16 de abril la PlayStation 5 (OK, no se llama PlayStation 5 todavía, pero usemos ese nombre y su sigla PS5 por ahora). El hecho de no ir al E3 este año implicaba -y sabíamos- que la empresa iba a utilizar otros caminos para entregar su mensaje y esa entrevista publicada en Wired al arquitecto principal de PlayStation, Mark Cerny, es prueba de ello.

Más allá de algunas cuestiones técnicas de las que no se tiene mayores detalles, esta especie de anuncio es interesante porque marca el camino de lo que va a ser PlayStation de aquí en adelante; Sony, como empresa de hardware, no se va a olvidar de crear consolas (no en el mediano plazo, al menos) aún cuando las tendencias tecnológicas digan otra cosa. Con esto me refiero a Google Stadia y los juegos por streaming, pero no hay que olvidar que PlayStation lleva haciendo eso desde hace bastante rato y con muy poca fanfarria en general.

PlayStation 5

SSD, ¿lo más importante de la PlayStation 5?

La PlayStation 5, a juzgar por las iniciales especificaciones técnicas, será una continuación de la PS4 en términos de arquitectura y esto es importante porque después del disparate del Cell de la PS3, Sony entendió que el camino era la potencia de lo simple. Aún así, cosas como la inclusión de un SSD de fábrica no deja de ser una cuestión menor por lo que implica reducir la duración de las pantallas de carga, quizás el gran lastre técnico de la generación actual. Y aparte, la tercera generación de Ryzen implica un salto nominal bastante grande respecto a lo que existe en la PS4. La tecnología no parece quedarse (demasiado) atrás.

Pero también es importante ver lo macro, lo que tiene que ver con la distribución de los juegos. Y pese a que la tendencia está diciendo lo contrario, la PS5 vendrá con una unidad óptica lo que significa que los juegos físicos seguirán existiendo. Ahora, la pregunta es si esto no es más que una manera sencilla de solucionar la retrocompatibilidad con PS4. Este tema es absolutamente no menor y Xbox lo entendió hace años, he ahí el éxito de su programa de juegos de 360 que corren en One. Como sea, me imagino que para tener juegos retrocompatibles el disco físico no se puede omitir.

Aún así, no sería de extrañar que esas unidades físicas eventualmente terminen por desaparecer. Y ahí entra Microsoft y su nueva Xbox One S que elimina el lector y reproduce todo de forma digital. En el caso de Xbox esto tiene mucho más sentido porque su plataforma digital está mucho más madura y los usuarios tienden a comprar más juegos digitales que físicos, a diferencia de lo que pasa con PlayStation. Pero todo indica que esto va a cambiar en el futuro y los juegos en disco están teniendo un espacio cada vez más reducido.

PS5: ¿Evolución, mas no revolución?

Por encima de todas estas cosas, la señal más grande que da la información preliminar de PlayStation 5 es que el mundo de las consolas seguirá adelante como hasta ahora, al menos por una generación más. La nueva consola será una evolución de la PS4, más no una reinvención. Cuestiones como el salto de un disco duro tradicional a una unidad SSD, el soporte para 8K (ver para creer, eso sí) o incluso las mejoras en lo que respecta al audio -Mark Cerny recalcó especialmente esto- son evidencia de que las consolas todavía tienen, por lo menos, un par de ciclos más de vigencia.

Quien sabe si en 2030 la conversación es diferente, pero al menos el mensaje inicial de Sony deja en claro que para ellos, una consola como aparato dedicado para videojuegos es un aparato importante. Quizás 100 millones de jugadores parezcan poco al lado de lo que apuntan servicios como Stadia pero siguen siendo un número que ninguna compañía dedicada a crear consolas -llámese Microsoft, Nintendo o Sony- querría pasar por alto. Al menos no todavía.

Lejos parecen ahora esos años -cerca del 2010- en los que se creía que un aparato de este tipo no tenía futuro. Y aquí estamos, cada vez más cerca de nuevas consolas: PlayStation 5, Xbox Scarlett (nombre en clave que conocemos) o una más que segura revisión de la Switch. Tiempo al tiempo.

Acerca de Raúl Estrada

Escribí sobre videojuegos y tecnología por muchos años, no pretendo parar ahora.

Ver todas las entradas de Raúl Estrada →