“Red Dead Redemption 2 es aburrido”: El eterno problema de las demos

Por estas horas, están haciendo algo de noticia en la red ciertos comentarios sobre una demo de Red Dead Redemption 2 y antes que salten de sus asientos, sepan que se trata de una demostración privada que no está disponible para el público ni nada por el estilo.

Pero esa demo existió y se presentó a empleados de la cadena de tiendas GameStop hace unos días. Y las opiniones al respecto parecen algo divididas, a juzgar por los comentarios de algunos quienes estuvieron en la presentación.

Más allá de esos comentarios en particular (que los pueden leer en un hilo de Reddit), esta situación puede ser un buen ejemplo de por qué la mayoría de las veces los estudios no se molestan en mostrar demos públicos de “jugabilidad real”, y prefieren ceñirse estrictamente a demos controladas que sean lo más espectaculares de cara al público de una conferencia cualquiera, digamos E3 o GamesCom.

Esas demos están hechas principalmente con propósitos de marketing y mientras se muestre lo más bonito y mientras las manos de los jugadores estén lejos del control, todo bien.

Pero por otra parte, las demos también pueden llevar a engaño. No porque los desarrolladores quieran “engañar” a alguien, sino simplemente porque un corte vertical pequeño de un producto es difícil extrapolarlo a la experiencia final. Y más todavía si se trata de juegos tan grandes y diversos en actividades como un open world de Rockstar Games.

Por estos motivos, por ejemplo, es que CD Projekt RED se negó por mucho tiempo a mostrar jugabilidad de Cyberpunk 2077; finalmente lo hicieron y de forma muy extensa, pero agregando innumerables advertencias de que no se trata del juego final y que muchas cosas podrían cambiar. Algo similar se puede decir de la reciente “polémica” (bien entre comillas) de Spider-Man y su reducción de calidad gráfica.

En el caso de Red Dead Redemption 2, el problema parece ser que la misión mostrada no fue tan espectacular a ojos del público por tratarse del comienzo del juego. A algunos aquellos les pareció aburrido y tal vez tengan algo de razón, ¿cómo eran las primeras misiones del anterior Red Dead? También algo lentas. Los juegos de Rockstar por regla general comienzan a paso cansino, porque el mundo se va “construyendo” poco a poco a ojos del jugador; por ende, nunca se tira toda la carne a la parrilla desde el comienzo.

He ahí el problema de las demos, sean del tipo que sean. Si no se tiene plena conciencia de lo que se está viendo, es muy fácil dejarse llevar por lo que sucede en el momento. Seguramente toda la gente que dice que Red Dead Redemption 2 es aburrido omitió el hecho de que 20 minutos de jugabilidad difícilmente puedan ser una representación exacta de lo que sucederá en unas cuantas decenas de horas de juego.

Y lo anterior lo digo yo mismo habiendo “caído” en el encanto/engaño de las demostraciones de E3. Ya perdí la cuenta de los juegos que se ven interesantes en su presentación previa y luego terminan siendo todo lo contrario en la versión final. Quizás este caso en particular sea a la inversa, pero hasta que el juego no esté en la calle, las expectativas deberían siempre mantenerse bajo control.

Por estas cosas es que las demos ya no existen. Imaginen si la demo de Red Dead Redemption hubiera sido la misión de arrear las vacas.

Acerca de Raúl Estrada

Escribí sobre videojuegos y tecnología por muchos años, no pretendo parar ahora.

Ver todas las entradas de Raúl Estrada →