La ridícula polémica por el supuesto “downgrade” de Spider-Man es ridícula

Y prueba nuestro punto: los juegos, en el camino, cambian.

Hace apenas unos días comentábamos, a raíz de la presentación de la jugabilidad de Cyberpunk 2077, que las demos iniciales de los juegos cuando todavía están en fase de desarrollo pueden no ser representativas del producto final. Ya sea porque se hacen cambios en la parte jugable o porque lo estético y técnico se modifica en el camino, es casi normal que los juegos luzcan no exactamente igual a como se vieron en un video de YouTube por primera vez.

A sabiendas de eso, en internet ha estallado una cierta “polémica” (también podría considerarse como “pobrémica”) debido a ciertos cambios en Spider-Man, que está pronto a estrenarse en PS4. Según ciertos usuarios, el downgrade es evidente y han salido a culpar directamente a Insomniac Games a través de redes sociales.

Desde Insomniac obviamente se defienden, incluso más de lo que yo consideraría apropiado. Tanto la cuenta oficial del estudio como desarrolladores a través de sus cuentas personales han respondido a las personas que “acusan” estos cambios que para ellos son evidentes, pero que en realidad son una muestra de lo que pasa siempre: los juegos, cuando están en desarrollo, van cambiando.

Según James Stevenson de Insomniac Games, Spider-Man no ha sufrido downgrade alguno y si ciertas cosas se ven diferentes se debe a motivos de iluminación (los videos fueron capturados a diferentes “horarios” dentro del juego) o bien a detalles artísticos, como la aparición de unas cajas donde antes había charcos de agua con sus reflejos y todo.

Pero más allá de la minucia y de sí hubo bajón gráfico o no, lo sucedido con Spider-Man es un claro ejemplo de por qué muchos desarrolladores son reacios a mostrar jugabilidad o incluso, lanzar demos antes del estreno de un juego: porque muchas veces el público, una minoría de ellos, no es capaz de entender algo tan simple como la frase “en desarrollo”.

Si me preguntan a mi, toda esta situación es bastante ridícula y nadie en Insomniac Games debería molestarse en tener que salir a responder por una pequeñez como esta. Los cambios en los productos beta versus las versiones finales, downgrade o no, van a seguir sucediendo. Entenderlo de esta forma sería lo más sano para así, cuando llegue el juego final, disfrutarlo y valorarlo por lo que es y no preocuparse de cosas que a la larga, tienen poca o nada relevancia.

Spider-Man sale a la venta el 7 de septiembre en PS4 y ojalá que sea un buen juego. Yo creo que así va a ser.