Los cinco Stadia del duelo

Imaginen que pueden entrar a la mente de un jugador viejo, de paradigmas tradicionales y de consolas clásicas. Esto es una caricatura, una visión exagerada de cómo divagué tras el anuncio de Google Stadia, con el que sentí que todo moría. Y cómo fui de la emoción a la perspectiva.

1. Etapa de la negación

(Termina la conferencia de Google)

No… no puede ser. Esto ha de ser mentira. Es imposible. Maldito sea Google, sale de la nada y me rompe el esquema. Siento que me mataron el gaming. Lo lograron; este es el verdadero Netflix de los videojuegos, jugar siempre, en todos lados, cuando sea y como quiera. De una patada, están borrando todo lo que conozco y me gusta de esta industria. Me niego a aceptar que los videojuegos van en esta dirección. Esto no va a funcionar nunca, menos en lugares con problemas de conectividad.

 

No puede ser. Van a matar todo lo bello de las consolas… MIS CONSOLAS. Están destruyendo un paradigma, y lo hace Google. ¡Google!

2. Etapa de la ira

¿Qué se cree Google y por qué entra a una fiesta que no le pertenece? ¿Quiénes son y qué mérito han hecho para provocar una disrupción tan grande en cómo funciona el mundo de los videojuegos? Estos tipos, a punta de dinero y ambiciones, le han quitado talentos a otras compañías para romperlo todo. Y Stadia, ¿qué carajos es Stadia? Suena a endulzante, a un mal remedio para la tercera edad. Hasta su nombre es malo.

 

Ésta condenada manera de jugar me va a matar la ceremonia. Soy el loco que defiende la experiencia, lo emocional y tangible que da ir a la sala de cine… y estos llegan y trivializan el jugar y el sentido de las consolas portátiles. Yo quiero disfrutar como en el cine y ellos hacen lucir que lo mejor es ver una película (léase: jugar) en una pantalla de 6 pulgadas y dependiendo de mi conexión a internet… maldita sea.

 

Tomaron y se aliaron con los desarrolladores de Doom y Assassin’s Creed para demostrar el pedigree que tienen… para después presentar una mugre de control. Un triste pedazo de plástico con un diseño súper poco imaginativo y con la peor cruceta direccional del mundo. Ignorantes y engreídos de mierda. Quizás llegó el momento de retirarme de esto… sólo me hace sentir inadecuado y viejo.

3. Etapa de la negociación

Sentirse viejo. Qué fuerte. Pensar que llevo jugando 30 años, que comencé en casa con un humilde computador Atari, que creo conocer muy bien cómo es esta industria tras décadas de experiencia, tanto desde fuera como dentro… para que un buscador llegue y rompa todo en pedazos, de una y sin dudar.

 

Viejo… pero quizás se demora este cambio. Quizás toma tiempo, mal que mal, se lanza primero en los grandes mercado para luego llegar a Latinoamérica. Los jugadores de consola, de caja como yo, supongo no desapareceremos tan rápido. Netflix no ha matado el blu-ray aún, ¿no? Ahora venden vinilos a pesar que existe Spotify, ¿cierto?

 

Tal vez no es tan malo, quizás funciona bien y logro adecuarme… y, sino, bue’, siempre estarán mis viejas consolas, los clásicos y el formato físico esperando mi regreso. Esos juegos, ese aspecto, nadie me lo puede quitar y si la industria se va para cualquier parte después de esto, siempre podré volver a cómo era la industria antes del anuncio de Stadia. Pero sin dudas, las cosas van a cambiar.

PlayStation 2 por LucaDigitalArts

4. Etapa de la depresión

Leo tanto anuncio, tanta reacción y todo lo que veo me genera pena. Una profunda pena. ¿Qué va a pasar con las tiendas especializadas y quienes trabajan ahí? ¿Qué sucederá con los promotores de tiendas por departamento, de centros comerciales, con las tiendas pequeñas y con quienes sobreviven con servicios técnicos? Entre ellos, cadenas, tiendas, distribuidoras e importadoras, en LATAM pronto quedarán sin trabajo miles de personas. Mucha gente en nuestros países cesante porque a Google le pareció era el costo válido para el futuro.

 

Y peor, ganaron los influencers, las estrellitas web. Los pusieron al nivel de los desarrolladores, los hicieron aún más protagonistas con esta forma de jugar y les dieron aún más poder. ¿Aún más poder? ¿A una manga de engreídos cuya marca son ellos mismos, que poco aportan al gaming y que cuando demuestran su irresponsabilidad masiva, dicen que es un “error” y un “mal entendido”? Claramente no le hablan a los viejos, somos leyenda, no existimos. Le hablan al joven, al que no ve juegos sino apps, que ven más cercano una pantalla táctil que un control. Google le habla a ellos, a los desarrolladores y a los “creadores de contenido”. Qué desastre, por favor.

 

Ahora leo que todos odian el hardware, lo físico y que quienes tenemos una visión más romántica del asunto somos el problema, somos el tope que impide el progreso y que “no acepta el futuro”.

5. Etapa de la aceptación (y perspectiva)

Habrá que aceptar que esto es lo que se viene y que esto ya no es para mí… ¿o no? ¿Pero qué pasa si no es tan así? ¿Qué pasa si el principal triunfo de Google fue convencernos que algo que luce completo y formado no es tan, tan así como dicen?

 

Las conexiones “malas” con las que funciona Stadia (en palabras de Digital Foundry) deben ser superiores a 15mb, algo que no se da en todos lados, menos con estabilidad. También mencionan que el delay entre la acción en el control y la reacción en pantalla toma desde 22ms hasta 160ms, lo que puede estar bien en un juego casual, pero en título que exijan gameplay preciso (como un juego de carreras, disparos, deportes o peleas) ese tiempo es desde molesto a inaceptable.

 

Por otro lado, se ignora por completo la escena de Twitch, los canales, usuarios y contenidos que ahí residen en un importante número; no todo ni todos están en YouTube ni sólo viven en YouTube. ¿Acaso Amazon se quedará cruzada de brazos viendo cómo minimizan y hasta ningunean su medio?

 

Nintendo, Xbox y PlayStation no se quedarán mirando tampoco, viendo como todo pasa sin hacer nada. Van a redoblar sus esfuerzos, sus puntos fuertes, sus áreas de especificidad y de experticia y los potenciarán al máximo. Tienen la tradición, las sagas exclusivas y la experiencia que Google carece con creces. Puede que eventualmente pierdan la pelea, pero sin dudas van a pelear.

La palabra “imagina” fue mencionada muchas veces en la presentación de Stadia: “imagina jugar con cientos de personas al mismo tiempo”, “imagina disfrutar un battle royale con miles de personas en la misma partida”, “imagina” esto y aquello. Si tanto dijeron “imagina”, ese porque no lo podían mostrar. Google quiso ganar el quién vive, quiso vender el concepto a quienes hacen juegos y a quienes los promueven masivamente, y contando con el poder de casi 11 teraflops de proceso, no fue capaz de generar un momento gráfico impresionante e innegable, no fue capaz de convocar a más de 2 desarrolladores, ID y Ubisoft, con 2 juegos de las cuales uno fue sólo un logo y una declaración de intenciones.

Al final del día, tras tanta angustia y duelo, veo las cosas más claras, con una primera reacción muy de la tripa y bien poco ponderada. Google vendió su tráiler del futuro, con mucho número y potencia, pero con poca evidencia y guardándose minucias que pueden ser importantes al momento del resultado final: no hay fecha de lanzamiento, conexión mínima, modelo de negocio/suscripción ni requisitos mínimos. Por un rato, creí que el gaming como lo conozco y amo estaba muriendo, frente a mis ojos y de forma descarnada, y ese fue un triunfo (momentáneo) de Google. Sin dudas demostraron lo efectivo de su retórica y convenció a varios que la batalla estaba lista… cuando, la verdad, este fue sólo el disparo inicial, uno poderoso, pero inicial.

De duelo nada. Aquí no ha muerto nadie. No se dijo la última palabra, por mucho que haya varios que crean que esto se acabó. Falso y apresurado. Google planteó un monólogo cuando esto es una conversación y queda mucho por decir y escuchar.

Acerca de Carlos M. Almendra

Se integra a Los Noobs tras una destacada carrera en varios clubes, incluyendo Resident Hit S.A. (2002-2005), Televitos F.C. (2005-2009), A.S. Niubie (2009-2013), C.S.D. ColeMono (2013-2014) y Club Atlético PlayStation (2014-2017). Llega con el pase en su poder. Generalmente fue titular. Le anotaron un par de goles. // Xbox Live: AlmendraManX // PSN: AlmendraMan_X

Ver todas las entradas de Carlos M. Almendra →