Este parche permite dos jugadores simultáneos en el viejo Super Mario Bros.

Super Mario Bros, el original de NES que debutó hace más de 30 años, sigue dando que hablar. Y ahora gracias a un parche que permite jugar de a dos personas de modo simultáneo.

Como todos sabemos, los originales Super Mario Bros. permitían 2 players pero nunca al mismo tiempo, sino tomando turnos (hasta perder una vida en el primero o hasta terminar una etapa en Super Mario Bros. 3). En cambio, este parche publicado en Romhacking permite que dos personas jueguen al original (existen hacks anteriores similares a este, pero no tan limpios) al mismo tiempo, uno con Mario y otro con Luigi.

Por supuesto, esto puede generar bastante caos por las particularidades de ese juego, diseñado específicamente para un jugador. Esto significa, por ejemplo, que no se pueden compartir los power-ups como hongos o flores, aunque sí se incluyeron algunas “reglas” como el hecho de que para avanzar a lo largo de los niveles los dos jugadores deben moverse. Si uno se queda atrás, el que va más adelante no puede hacer correr el scroll horizontal.

Ahora, seguro se están preguntando ¿cómo instalo esta maravilla? Como bien mencioné antes, se trata de un parche y no de un ROM como tal. Por lo tanto, lo que hay que hacer es tener a mano los archivos necesarios:

Una vez parchado el ROM original (extremadamente fácil), ya pueden abrir su emulador favorito, traer a un amigo/hermano/pareja/papá/mamá y disfrutar de Super Mario Bros. de la forma en que definitivamente no fue concebido.

Me pregunto que pensará Miyamoto de esto; de seguro a Nintendo le agrada nada por las razones que todos sabemos. Como dato extra, encontré una discusión al respecto en el foro NES Dev que data del año 2010 en el que se discuten las posibilidades técnicas de algo como esto y por qué -en ese entonces- se pensaba que algo como esto era demasiado complejo.

Acerca de Raúl Estrada

Escribí sobre videojuegos y tecnología por muchos años, no pretendo parar ahora.

Ver todas las entradas de Raúl Estrada →