Featured Video Play Icon

Descubriendo (la magia de) The Surge

Como mucha otra gente, ignoré The Surge cuando salió. Pero nunca es tarde para descubrir un videojuego y menos, uno así de bueno.

Después de tanto jugar Assassin’s Creed Odyssey (y Spider-Man justo antes), llegó un momento en que necesité un respiro de mundos abiertos llenos de actividades y misiones por completar.

Entonces recordé que tenía The Surge en mi biblioteca, juego que hace rato tenía ganas de jugar pero que nunca había empezado. Se trata de una especie de clon de los Soulsborne un poco más corto, sin mundos masivos ni listas interminables de misiones por completar, lo que me venía como anillo al dedo.

Y oh boy, nunca imaginé que el juego podía ser tan bueno. O quizás se trata de esos productos hechos a mi medida; el combate está muy bien hecho, la dirección de arte tiene lo suyo, hay un excelente sistema de gestión y progresión del personaje, la historia se cuenta de forma minimalista y críptica y la dificultad es más alta que lo normal, pero nunca injusta.

Jugando The Surge recordé lo que hizo que me interesaran los videojuegos hace varias décadas. Por cierto, The Surge tendrá secuela el 2019 y desde la tengo en mi checklist. Esta vez, eso sí, lo jugaré apenas salga.

No olviden darle un vistazo a nuestro canal de YouTube y si les gusta lo que hacemos, ¡suscríbanse y compartan!