Top 5: Los juegos que (tal vez) te perdiste en 2018

Top 5

El 2018 fue un año distinto para mi. En lugar de prestar atención a las franquicias famosas, dediqué mi tiempo a investigar y probar propuestas independientes o juegos AA. Viendo que pocos o ningún Top 5 será dedicado a juegos que no figuraron en el radar en este año, en Los Noobs hicimos una excepción.

Es increíble la cantidad de joyas que pasan desapercibidas por no contar con un holgado presupuesto para promocionarse, o simplemente porque se lanzan en meses en que son opacados por lanzamientos grandes.

Si algo aprendí este año es que hay juegos que descartamos “por ser de nicho” y terminan volviéndonos adictos. Ejemplos claros, a continuación.

Spintires: Mudrunner

¿Qué tan interesante podría ser conducir vehículos rusos en el fango? En Spintires: Mudrunner deberemos cumplir tareas como llevar carga o madera de un punto a otro. La gracia es que hay muchos valores a considerar, como el tipo de vehículo, el terreno y la hora del día. Los mapas están llenos de obstáculos naturales como terreno fangoso, troncos a mitad del camino, o ríos caudalosos que amenazarán con llevarse tu vehículo.

Lo que me llama la atención de este juego es que es una especie de sandbox en donde podremos cumplir los objetivos como nos venga en gana. Las mecánicas de juego se enseñan en un sencillo tutorial, pero se tocan a fondo en una serie de retos en donde aprenderemos a usar el gancho, la transmisión manual o los aditamentos (grúa, tanque de combustible, etcétera).

Spintires: Mudrunner se encuentra disponible en PC (Steam), PS4, Xbox One (Game Pass) y Nintendo Switch.

The Messenger

Cuando comenzamos Los Noobs hicimos una serie de pruebas en nuestro stream con The Messenger y posteriormente hablamos a detalle en nuestro podcast. Este juego independiente es un sucesor espiritual del Ninja Gaiden de NES y cuenta con mecánicas renovadas, como cambiar de estilo entre un personaje de 8 bits a uno de 16 bits.

The Messenger es un gran juego. El diseño de niveles es excelente en la primera mitad del juego. Los desarrolladores apostaron por escenarios un poco más largos que los de Ninja Gaiden. Hay checkpoints que son útiles para resolver esos saltos precisos que no siempre salen a la primera. También un sistema de progresión en el que desbloquearemos habilidades.

Si bien The Messenger se cae en la última parte del juego. Las más de 6 o 7 horas que le dediqué me dejaron con un buen sabor de boca. El juego puede comprarse en Steam y Nintendo Switch.

Frostpunk

Frostpunk es un juego en el que estaremos a cargo de una colonia que tiene que sobrevivir al horror que nos espera luego del calentamiento global. Como líder deberás administrar recursos, construir edificaciones, crear nuevas leyes y mantener caliente a tus habitantes.

¿Suena fácil, no? Afortunadamente no. Frostpunk es complejo, porque nos invita a tomar decisiones difíciles que terminan afectando la moral de la gente. ¿Quieres hacer trabajar a los niños o explotar a los empleados en doble turno? Se puede. Esta y otras decisiones complejas deberás de enfrentar.

Nadie dijo que el fin del mundo sería sencillo, menos si es planteado por los desarrolladores de This War of Mine.

Book of Demons

El fiasco de Diablo Immortal me hizo pensar que este año no dediqué nada de tiempo a los ARPG. Luego de algunas horas en Torchlight 2 y Grim Dawn — dos de mis juegos favoritos — decidí investigar otros juegos del género y me encontré con Book of Demons.

Book of Demons es un ARPG que se siente más como un juego de mesa. Un personaje acartonado se mueve en una trayectoria predefinida dentro de mazmorras creadas de manera aleatoria. Existe un sistema de cartas que añaden habilidades y se desbloquean conforme avanzas. Una buena combinación de estas ayudará a vencer a los enemigos y jefes de cada nivel.

¿Por qué Book of Demons es único? De entrada te permite configurar el tipo de mazmorra por tiempo de juego. Tres configuraciones de tamaño se ofrecen al jugador. Si tienes tiempo y quieres mejores recompensas entonces eliges la más robusta, mientras que la más corta tendrá un loot limitado pero cumplirá con ofrecerte esa dosis de dopamina.

Book of Demons salió de Early Access este año y si quieres tener una idea del tipo de juego puedes bajarte la demo de Steam.

Mutant Year Zero: Road to Eden

Si te gustan los juegos de estrategia por turnos como XCOM, Mutant Year Zero: Road to Eden es una gran opción. El juego apareció hace algunas semanas en PC, PS4 y Xbox One (Game Pass) y cuenta con un elemento que pocas veces se aprovecha en el género: la narrativa.

La historia de Mutant Year Zero: Road to Eden ocurre después de que la era del hombre acabó, gracias a un virus y un desastre nuclear. Un jabalí y un pato forman parte de una escuadra de mutantes conocidos como Stalkers, quienes exploran el mundo para conseguir recursos.

Bormin y Dux tienen un modo particular de ver el mundo y sus diálogos son una delicia, sobre todo cuando se refieren a la humanidad. La diferencia con XCOM es que aquí si formas un vínculo con los personajes, quienes tienen habilidades especiales que vas desarrollando conforme avanzas.

Para 2019…

En 2018 no extrañé los grandes juegos. Si, me perdí joyas como Spider-Man o God of War, intenté prestarle atención a Assassin’s Creed: Oddysey pero no pude. He dejado de sentirme atraído por los grandes juegos AAA.

Tal vez el mundo abierto o la moda del Battle Royale no es para mi y está bien. En 2019 seguiré el mismo camino y ya tengo una lista de juegos a los que he puesto el ojo. Títulos como Blasphemous, Star Renegades, Sable o Industries of Titan se encuentran en mi radar.

Con suerte encontraré tiempo para terminar la última expansión de The Witcher 3, pero no prometo nada.

Acerca de Luis Miranda

Me gustan los tacos, la Nutella y las rebajas de Steam.

Ver todas las entradas de Luis Miranda →